Categorías
Carnets Licencias de conducción Moto Motocicleta

Tipos carnet motos

Cuando quieres tener una moto debes tener cuidado y mirar bien qué tipo de moto vas a adquirir para saber si puedes conducirla o necesitas un nuevo carnet. Son hasta cuatro los diferentes carnets de motos que la DGT dispone para los motoristas españoles.

Estos tienen sus propias características y permiten el acceso a diferentes vehículos, por lo que es importante saber cuál es el que necesitas en tu caso. Vamos a ver, a continuación, los cuatro tipos de carnet de motos con más profundidad para que sepas en cada caso cual es el que corresponde.

Carnet AM

Empezamos por el primer carnet que nos encontramos específico para moteros, el carnet AM o carnet de conducir ciclomotor, pues con este carnet podrás montar en ciclomotores de hasta 50cc, ya sean de dos o tres ruedas, y cuadriciclos ligeros.

Para poder obtener este permiso clase am debes tener al menos 15 años de edad, es el carnet que puedes sacar de más joven, y deberás pasar varias pruebas: un test psicotécnico, un examen teórico específico para motoristas y otro práctico.

El práctico se realiza en un circuito cerrado y tendrás que pasar dos pruebas, circular entre dos líneas y realizar un zigzag a velocidad reducida. Este es el carnet ideal para los jóvenes que quieren empezar a montar en moto y para aquellos que no quieran tener una moto de mayor potencia para moverse en pequeñas distancias.

Carnet A1

El permiso clase a1 da un paso más dentro de los diferentes tipos de carnet de moto. Con este a1 podrás conducir motocicletas con cilindrada máxima de 125 centímetros cúbicos, incluso con sidecar, y una potencia máxima de 11 kW. Eso sí, la moto debe tener una relación potencia peso de 0,1 kW/kg como máximo.

Además de estas motocicletas, con el permiso clase a1 podrás conducir triciclos de motor cuya potencia máxima no exceda de 15kW, ciclomotores de dos y tres ruedas y cuadriciclos ligeros y vehículos para personas de movilidad reducida.

Las personas que tengan el carnet de conducir el coche, permiso clase b, con más de tres años de antigüedad, podrán conducir los mismos vehículos que otorga el carnet a1. Si quieres prepararte directamente el carnet a1, en autoescuela Marbesula te ayudamos a sacártelo con la mayor brevedad y eficiencia posible. No dejes de consultarnos: https://marbesula.com/carnet-moto-permiso-a1

Carnet A2

El permiso clase a2 es el carnet que necesitan los que busquen conducir una moto más potente que los 125cc que establece el permiso clase a1. Con este carnet a2 podrás conducir motocicletas, con sidecar por supuesto, con potencia máxima de 35 kW y relación potencia peso de 0,2 kW/kg, no derivadas de un vehículo con más del doble de potencia. Por lo que una moto de mayor potencia, unos 94 CV entraría dentro de este permiso clase a2.

Esto no tiene que ver con el cubicaje de la moto, con el a2 podemos conducir de cubicajes mucho mayores, hay en el mercado motos de 900 cc que se pueden montar con este carnet, todo depende de la potencia de la máquina.

Para obtener este carnet deberás pasar un teórico especifico a2, aunque si tienes en tu posesión el permiso de conducir b podrás convalidar el teórico y dedicarte solo a la parte práctica, para la que deberás demostrar tu destreza con estas potentes maquinas.

Carnet A

El permiso de clase a es el que te otorga la conducción de la práctica totalidad de motos, cualquier modelo independiente de su potencia o cilindrada. El truco está en que no podemos presentarnos directamente a este examen, pues para poder optar a conseguir el permiso a, tendremos que obtener antes el permiso clase a2.

Además de poder conducir todo lo que incluyen el resto de carnets y motocicletas de cualquier cilindrada y potencia, tendremos derecho para coger triciclos de motor con potencia máxima mayor de 15 kW, para esto tendremos que tener al menos 21 años como único requisito.

Una vez tengas en tu poder el carnet a2 deberás pasar un curso teórico y práctico de 9 horas y pasar, también, un test psicotécnico, para ya si, poder obtener el permiso clase a. Si quieres conseguir este permiso de conducir puedes hacerlo desde nuestra autoescuela, donde nuestros profesionales te ayudarán con todo lo que necesites: https://marbesula.com/carnet-moto-permiso-a-sin-limites

Categorías
Consejos de conducir Driving tips

4 consejos para aprobar examen práctico de conducir

 

El carnet de conducir es un reto al que nos tenemos que enfrentar. Mucha gente consigue superarlo fácilmente y a otra se le atraganta más la experiencia. Por norma general, es la parte practica la que más trabajo suele costar de superar, ya sea por nervios o por dificultad.

La parte teórica suele ser más fácil para todos, aun así puede suponer una traba importante si no le dedicamos la suficiente atención. Te proponemos unos trucos para aprobar el teórico de conducir (https://marbesula.com/aprobar-examen-teorico-conducir) y que puedas avanzar sin mayores problemas.

Hoy, sin embargo, vamos a ver unos trucos para aprobar el examen práctico de conducir. Para que consigas superar esta prueba lo antes posible y de la forma más eficaz. Es importante que la afrontes con seguridad y confiando en todo lo que has aprendido en las clases.

Para ello, hay que llevar la mejor preparación posible. En Autoescuela Marbesula contamos con los mejores profesionales que te ayudarán a conseguir tu carnet de conducir de forma sencilla y rápida. Reserva tus clases prácticas con nosotros (https://marbesula.com/reservar-clases-practicas) y ponte manos a la obra.

Mantener la calma y concentrarse en la conducción

Uno de los principales hándicaps en contra que debemos superar, a la hora de realizar el examen práctico del carnet de conducir, es el de los nervios. El examen práctico es una situación en la que mantener la calma se hace más complicado de lo normal y debemos esforzarnos porque así sea.

Es muy importante que consigamos controlar nuestro nerviosismo, que no nos supere la situación y podamos concentrarnos en la conducción, en la circulación del coche por la vía. Si lo conseguimos tendremos muchas posibilidades de poder demostrar que sabemos conducir y circular correctamente y aprobar el examen sin dubitaciones.

Para conducir bien hay que hacerlo con tranquilidad y seguridad, para ello debes mantener la calma y no dejarte llevar por los nervios. Intenta abstraerte y no pensar que estas en un examen, piensa que estas conduciendo igual que lo has hecho los días anteriores en las clases con tu profesor y conseguías hacerlo bien y tranquilo.

Respetar las señales de tráfico y marcas viales

Cuando conduces debes estar muy atento a todo lo que hay en la vía. Semáforos, señales de tráfico y marcas viales nos guían y nos dicen como debemos ir por la carretera. Esto es muy importante en el examen, respetar las señales y marcas es una forma importante de demostrar al examinador que sabemos bien lo que hacemos.

Debemos tener especial cuidado con algunas señales, saltarse un semáforo, un stop o una señal de ceda el paso, puede ser fatal para nuestro objetivo de aprobar el examen. Si nos centramos en la conducción y en las características de la vía, podremos conseguir respetar las señales con la misma tranquilidad que lo hacemos durante nuestras clases prácticas.

Atención a las maniobras

Pon mucha atención a la hora de realizar las distintas maniobras con el vehículo. Coge bien las curvas, céntrate a la hora de realizar adelantamientos, no dejes ningún paso sin hacer a la hora de realizar cualquier maniobra con el coche del examen.

Haz siempre las maniobras con orden, primero mira bien si la puedes realizar, apoyándote en los retrovisores, señaliza correctamente para que los demás vehículos adviertan tu maniobra y realiza la maniobra con cuidado y atención.

Ten mucho cuidado en las rotondas, cede el paso siempre que sea necesario y tómatelas con calma. También debes estar tranquilo a la hora de aparcar, si es que te piden hacerlo. Céntrate en la maniobra y hazla paso a paso, como la has aprendido, no pretendas ir más rápido de lo que sabes.

Sobre todo debes mantener fluida la conducción, que no se note brusquedad en los cambios de marcha, no te pegues a los coches que van delante de ti, ve con calma y concentrado, conseguirás que la conducción fluya y las maniobras vayan saliendo todas correctamente.

Examinador

No debes tenerle miedo al examinador. Como cualquier persona puede tener un mejor o peor día, pero no tiene nada personal contra ti y, con total seguridad, va a evaluar tu examen de forma profesional y objetiva.

Pregúntale si tienes dudas o no te has enterado bien de lo que te ha pedido, no te cortes y háblale con seguridad y tranquilidad, él está para ponértelo lo más sencillo posible y que te centres en la conducción.

Si te saltas alguna indicación, no te preocupes y continua, ya te indicara algo nuevo. El examinador cuenta con que alguna cosa se te pase, pero intenta que no te ocurra muy a menudo y busca seguir correctamente las indicaciones.

Categorías
Driving tips

Tipos de faltas en el examen práctico de conducir

El examen práctico de conducir suele ser el examen que más se le atraganta a la gente que busca sacarse el carnet de conducir. Hay muchos detalles que controlar, detalles que una vez conduzcamos con soltura, acabaremos interiorizando y dominando sin prestarles mucha atención. Pero que mientras aprendemos a conducir y a circular se nos pueden hacer cuesta arriba.

Debes tener en cuenta que todos los fallos que puedes cometer en el examen práctico del carnet de conducir no revisten de la misma gravedad, hay diferentes tipos de faltas en el examen de conducir.

Lo mejor es llevar muy preparado el examen. Cuanto mejor domines la conducción y la circulación, más posibilidades tienes de no cometer ningún tipo de falta para sacar el carnet de conducir. Aun así, es importante que conozcas los tipos de faltas que hay en el examen de conducir, para que puedas ir llevando un control mental de cuáles son las que has podido realizar. Así podrás centrarte en intentar no cometer aquellas que supongan la pérdida del examen.

Actualmente el examen de conducir se suspende con alguna de estas combinaciones de faltas: 1 falta eliminatoria, 2 faltas deficientes, 1 falta deficiente y 5 faltas leves, o 10 faltas leves.

Si quieres prepararte bien el examen práctico de conducir y presentarte con las mayores opciones de éxito, acércate a nuestra autoescuela, nuestros maestros profesionales te enseñaran a conducir de una forma efectiva, eficiente y muy segura. Puedes reservar tus clases prácticas desde nuestra web y así conseguir la mejor formación para tu carnet de conducir.

Faltas más comunes en el examen práctico de conducir

Falta leve

Las faltas leves son aquellas que no suponen un obstáculo ni un peligro para la circulación del resto de vehículos. Estas faltas son las que más puedes ir acumulando a lo largo de la realización del examen, ya que no revisten de gravedad.

Algunas faltas leves que se suelen cometer con asiduidad son las relacionadas con no comprobar correctamente el estado general del vehículo o sus sistemas, tener una postura incorrecta mientras conducimos o una mala sujeción del volante, no regular bien los espejos retrovisores, no ponerse adecuadamente el cinturón de seguridad antes de comenzar la marcha, no mirar correctamente los retrovisores durante la conducción, usar una velocidad inadecuada, detenerse inadecuadamente, etc.

matrícula de una L del carnet de conducir

Como vemos hay muchas formas de conseguir una falta leve durante un examen práctico de conducir, la mayoría de estas no revisten un gran peligro, por lo que podrás continuar con el examen, pero has de tener cuidado y no acumular muchas, ya que acabarás suspendiendo si superas el límite de faltas leves permitidas.

Falta deficiente

Las faltas deficientes son todos aquellos comportamientos o incumplimientos de las normas que obstaculicen, dificultando notablemente la circulación del resto de vehículos, o impidiéndola directamente.

También son consideradas faltas deficientes el incumplimiento de señales reguladoras de la circulación. Siempre que no constituyan una falta eliminatoria, y los comportamientos que afecten a las distancias de seguridad.

Un momento donde se suelen dar muchas faltas deficientes es en la incorporación a la circulación, ya que se puede obstaculizar la circulación de otros vehículos o de peatones. Hay que tener especial cuidado con estas maniobras, realizarlas con sumo cuidado y a las velocidades adecuadas, sin demorarnos en exceso.

Otra falta deficiente típica suele ser a la hora de circular, al no coger el carril que nos corresponde y entorpecer con ello la correcta circulación del resto. Por supuesto, no ceder el paso a los peatones en los pasos de peatones habilitados es otra falta deficiente que se suele dar mucho en los exámenes prácticos del carnet de conducir.

Hay que tener cuidado y prestar mucha atención en todo momento y no dejarnos llevar por los nervios. Hay que tomarse el examen como si fuera una clase más y centrarnos en la conducción.

dos muchachas hablando antes de un examen práctico de conducir

Falta eliminatoria

Las faltas eliminatorias son aquellas que se consideren comportamientos o incumplimientos de las normas y que supongan un peligro para la seguridad propia o del resto de usuarios de la vía. También son consideradas faltas eliminatorias no cumplir con las señales consideradas infracción grave o muy grave.

Has de tener en cuenta que con solo una de estas faltas tendrás el examen suspenso. Nuevamente hay que tener cuidado nada más empezar el examen, a la hora de incorporarnos a la circulación, de no realizar una maniobra brusca o de frenar con brusquedad. También hay que tener mucho cuidado con los peatones y no ponerlos en peligro en ningún momento.

Si rebasamos la velocidad en más de 30 kilómetros por hora se considerará una falta eliminatoria. Así como no mantener las distancias de seguridad con peatones y ciclistas de la vía. Los adelantamientos, los desplazamientos laterales, las intersecciones o los cambios de sentido son los momentos en los que se ha de tener un mayor cuidado. Pues un error en estas maniobras puede suponer un peligro y quedaremos eliminados inmediatamente.