Categorías
Consejos de conducir

¿Qué es la conducción eficiente?

El estilo de conducción que tengamos en nuestro vehículo influirá sobre medida en el consumo de nuestro automóvil, ya que diversas costumbres y vicios que tenemos con el coche aumentan el gasto de combustible y el deterioro de las piezas del vehículo.

Al reducir el consumo de combustible, reduciremos, también, la emisión de gases hacia la capa de ozono, por lo que una conducción eficiente nos ayudará a salvaguardar nuestro entorno, siendo más amigables con el medio ambiente y cuidando la ya de por sí preocupante, situación actual.

Además, una conducción eficiente y preventiva nos ayudará a mejorar la seguridad nuestra y del resto de vehículos de la carretera. Es importante que tengamos una conducción acorde a lo que sucede en la vía, y a las características de los agentes que se juntan en el momento de la conducción.

En Autoescuela Marbesula, tenemos a los mejores expertos en autoescuela que pueden enseñarte la conducción eficiente para que consigas aplicarla desde ya a tu forma de conducir. Ahora, vamos a hacer un repaso a qué es la conducción eficiente, sus beneficios y cómo podemos mejorar las técnicas de conducir.

Beneficios de la conducción eficiente

Realizando una conducción eficiente y preventiva obtendremos una serie de beneficios importantes, en nuestro bienestar tanto de salud como económicos, así como en el bienestar de nuestro vehículo, y de nuestro entorno.

La conducción eficiente es una conducción económica. Reduciremos gastos de combustible y de mantenimiento del vehículo y nuestro bolsillo lo notará. A la larga puede ser uno de los beneficios más impactantes en nuestro día a día, ya que el dinero que podrás ahorrar se notara en tu economía diaria de manera constante.

Mejorarás en tus técnicas de conducción, con lo que conseguirás una mayor destreza al volante y, por lo tanto, una mayor seguridad en tus traslados. Este es otro punto importante, ya que cuanto más seguro te sientas y mejor conduzcas, podrás evitar un mayor número de accidentes y este beneficio nos afectará a todos.

un persona realizando una conducción eficiente

Al obtener seguridad al volante, obtendrás también mayor tranquilidad, por lo que reducirás tu nivel de estrés cuando estés conduciendo tu vehículo. Esto puede afectar en mucho a tu bienestar, ya que hoy sabemos que conducir es una de las actividades donde más nos estresamos y cuanto más tranquilos y seguros conduzcamos, mayor calidad de vida ganaremos.

Como hemos mencionado antes, la conducción eficiente ayuda en nuestro trato con el medio ambiente. Conseguirás reducir la emisión de CO2 y reducirás también el nivel de contaminación acústica. Todo esto influirá en nuestro entorno y en la, tan difícil, lucha que tenemos hoy en día con el cambio climático.

Seguridad y seguridad vial

Uno de los puntos fuertes de la conducción eficiente y preventiva es la seguridad vial. Al conseguir dominar las técnicas de conducción que nos ofrece la conducción económica conseguiremos ir más seguros por las carreteras y reduciremos de forma drástica el número de accidentes que se dan en ellas.

Son varios los puntos de la conducción económica que nos ayudaran a incrementar la seguridad vial. Por ejemplo, mantener buenas distancias de seguridad para que siempre tengamos espacio para emplear un tiempo de reacción suficiente.

Otra cosa que nos ayudará será mantener una velocidad media constante, reduciendo las velocidades puntas que se dan en los recorridos.

Y, por supuesto, lo más importante es ir con atención y ejercer una conducción preventiva anticipándonos todo lo que pueda suceder en la carretera. Todo lo que pasa alrededor de nuestro vehículo puede llevarnos a un accidente, estando atentos y actuando de forma preventiva podremos evitar muchos de los accidentes que se dan en la actualidad.

una persona cargando su coche

Mejora las técnicas de conducir

La conducción eficiente se basa en mejorar las técnicas que tenemos a la hora de conducir para obtener todos los beneficios que hemos visto. Vamos a ver ahora algunas técnicas en las que podemos mejorar para que nuestra conducción sea lo más eficiente y preventiva posible.

  • No utilizar la primera marcha más que para salir: hay que poner la segunda marcha tras un par de segundos de haber arrancado con nuestro vehículo o tras 5-6 metros recorridos.
  • Anticipa los cambios de marchas: debes acelerar de forma progresiva, sin pisar el pedal bruscamente. En los motores de gasolina es conveniente cambiar de marcha entre las 1500 y las 2500 revoluciones. En los motores diésel las revoluciones a la hora de cambiar de marcha deberían estar entre las 1300 y 2000.
  • Utiliza marchas largas a bajas revoluciones durante el mayor tiempo posible: siempre que no suponga ningún tipo de riesgo, claro está, y que puedas mantener el control sobre el vehículo y tiempo para tu respuesta en caso de necesitarla.
  • Modera la velocidad: para una conducción económica debemos moderar nuestra velocidad, esto aumentará la seguridad vial y bajará notablemente el consumo de combustible.
  • Acostúmbrate a usar el freno motor: cuando deceleres, levanta el pie del acelerador y deja el vehículo con la marcha engarzada, así el motor irá actuando como freno.

En Autoescuela Marbesula te enseñamos todos los principios de la conducción eficiente, para que salgas de aquí conduciendo de la mejor forma posible; de la más segura, económica y menos contaminante. Ponte en contacto con nosotros y pásate a ver nuestra autoescuela. No dejes pasar esta oportunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.